Seguros de Salud más caros para quien fume o no adelgace

En Estados Unidos varias empresas tienen planeado penalizar con recargos en sus seguros de salud a aquellos empleados que no tengan hábitos saludables o que se pongan en riesgo voluntariamente. Así, los empleados obesos o los fumadores deberán pagar más por tener acceso a los mismos privilegios de cobertura médica que sus compañeros.

Una de esas empresas es Veridian Credit Union, con sede en Waterloo (Iowa), que en los últimos años ha tratado de cuidar la salud de sus empleados con programas de salud y chequeos médicos voluntarios, algo frecuente en muchas empresas en Estados Unidos. Pero la cooperativa de crédito decidió ir un paso más allá, dando un ultimátum a sus trabajadores: aquellos que no dejen de fumar o que no reduzcan su obesidad pagarán más gastos médicos a partir de 2013.

En Estados Unidos las empresas ofrecen a sus empleados como parte de sus condiciones laborales seguros de salud, aunque estos no siempre cubren todas las necesidades médicas de los trabajadores. Como todas las aseguradoras, aquellas encargadas de proveer seguros de salud se rigen por una directriz: cuanto mayor es el riesgo, más hay que pagar. Así, a las empresas les resulta mucho más caro asegurar a una persona que por sus características vaya a necesitar más asistencia médica que otra.

No sabemos si Veridian Credit Union se preocupa sinceramente o no por sus empleados, pero lo que es seguro es que si estuvieran más sanos, la compañía se ahorraría todos los meses una sustancial cantidad de dinero en seguros médicos. Que Veridian vaya a multar a sus empleados significa que serán ellos quienes se hagan cargo del pago de ese extra que la compañía debía desembolsar como «prima de riesgo».

Pero la compañía de Iowa no está sola en esta tendencia. Empresas como Wal-Mart, el gigante americano de los supermercados, también ha activado un plan por el que cobrará una prima a sus empleados fumadores a partir de 2012, aunque también ofrecerá programas para ayuda para dejar de fumar. Wal-Mart asegura a más de un millón de personas, por lo que no sorprende que su portavoz, Grez Rossiter, afirme que con este tipo de decisiones la compañía busca «equilibrar gastos y proporcionar una cobertura de calidad». Rossiter añadió que en concreto Wal-Mart va a centrarse en los fumadores porque ellos utilizan los servicios de salud un 25% más que los no fumadores.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *