Isolux y Siemens afrontan una demanda millonaria en Argentina

Isolux y Siemens llevan meses capeando un temporal inesperado en Argentina. El grupo que preside Luis Delso resultó adjudicatario en 2007 del proyecto llave en mano de modernización de la central térmica Loma de la Lata, en la provincia de Neuquén. Una instalación construida en 1994 con tres turbinas de gas y 375 megavatios (MW) de capacidad, y en la que el grupo español, en consorcio con la empresa local Tecna, debía aumentar la citada capacidad en 178 MW a través de su conversión en un ciclo combinado. Para ello, confió en Siemens como socio tecnológico y ha sido en el arranque cuando han surgido serios problemas.

La propietaria de la central, la firma cotizada Pampa Energía, habla de “desperfectos técnicos en la unidad turbo vapor que forma parte de las obras de ampliación”. Por ello ha llegado a ejecutar avales bancarios por unos ocho millones de dólares y tiene presentada una demanda de indemnización por unos 100 millones de dólares (78 millones de euros) ante un hipotético incumplimiento de contrato por parte del la constructora. En esa cifra se contempla la demora en el plazo de entrega y el lucro cesante.

La respuesta española ha sido instar ante un tribunal el embargo de bienes a Pampa por la citada ejecución de avales. Tras esta última medida, en defensa de los intereses de la compañía española, el caso ha llegado hasta la Cámara de Comercio Internacional de París, donde las partes esperan un laudo arbitral.

Más allá de las cifras barajadas, tanto Isolux como Siemens, dos de las grandes especialistas mundiales en proyectos industriales, tratan de evitar cualquier deterioro en su imagen. >> Continuar leyendo

Fuente: cincodias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *