Costa Concordia evalúa en 72 millones la pérdida del buque naufragado.

El código de conducta del grupo Carnival, propietario de Costa Concordia, establece que los empleados han de dirigirse a los clientes con una sonrisa. Incluso, quizá, cuando han de decirles: “Nos hundimos”. Los responsables de la empresa propietaria de Costa Concordia, el barco que el pasado viernes encalló contra la isla italiana de Giglio, mantuvieron ayer el rictus serio mientras volvían a responsabilizar al capitán del barco del accidente en el que han muerto, de momento, seis personas.

La compañía estima en 93 millones de dólares (unos 72 millones de euros) el primer impacto del naufragio en su beneficio de 2012. La empresa matriz, Carnival, apuntó ayer también que “el daño en sus beneficios de 2012 por la imposibilidad de uso de este barco estará entre los 65 y los 75 millones de euros”.

Por otro lado, la firma “anticipa otros costes para el negocio que no es posible determinar en este momento”. Por ejemplo, la empresa pagará 31,5 millones de euros máximo por coberturas de daño a terceros y en el barco, por las franquicias de seguro que había firmado con las aseguradoras, según las revista especializada Business Insurance. >> Continuar leyendo

Fuente: Cincodías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *