Para Marcelo Rodríguez, el futuro pasa por modelos de negocios no tradicionales

En el marco del Encuentro Columbus Insurance Forum (CIF2016) –ver agenda-, extraemos algunas definiciones de Marcelo Rodríguez, COO de la red LARS LATIN AMERICAN RISK SERVICES (LARS) y uno de los oradores de dicho evento. En diálogo con Actualidad Aseguradora de INESE señala que “el nuevo mundo de los negocios desafiará los modelos de negocio tradicionales, los canales y los procesos de negocio existentes, lo que requerirá a las aseguradoras hacer cambios significativos en la organización y adoptar nuevas competencias”.

En ese sentido, aquellas aseguradoras que consigan a través de la digitalización estar centrados en el cliente, estarán mejor posicionados para satisfacer la demanda de esos clientes de seguros “next-generation”, una demanda basada en interacciones electrónicas, nuevos productos y en mejorar la gestión de la experiencia del cliente. Por ello, la digitalización permitirá ventajas competitivas sin precedentes a largo plazo para las primeras aseguradoras que la adopten en su estrategia; no verlo será perjudicial para las aseguradoras más lentas en comprender este proceso de transformación.

Por otro lado, el COO de la red LARS, explica que los riesgos oscilan desde desastres naturales, la imprevisibilidad del clima, fluctuaciones en la generación de viento, demoras en la construcción, averías mecánicas y las pérdidas materiales por avatares políticos y sociales. Las pérdidas máximas probables pueden llegar hasta cientos de millones de dólares si hay un daño importante que provoca una interrupción del negocio.

La preocupación por los riesgos

La necesidad de cobertura y de productos de seguros cibernéticos sigue creciendo aceleradamente en los mercados más maduros. De hecho, La exposición a los riesgos se ha incrementado exponencialmente. Algunos suscriptores vieron sus carteras crecer en más de un 120%. La demanda está impulsada por un desconocimiento global de esta creciente exposición sistémica y en evolución. Los aseguradores continúan construyendo experiencia específica y en algunos casos tienen suscriptores especiales para entender esta exposición y suscribirla adecuadamente. Sin embargo, es muy probable que las primas aplicadas a los riesgos se disparen cuando la siniestralidad del ramo comience a acumularse,” detalla Marcelo Rodriguez.

Por otro lado, las inundaciones a nivel global tienen una baja tasa de aseguramiento en comparación con otros riesgos de catástrofes y siguen siendo una oportunidad de crecimiento para la industria de seguros. A pesar del alto costo económico anual, la porción asegurada de los 40.000 millones de dólares en pérdidas globales anuales por inundación es relativamente modesta, llegando a un nivel de 5,3 mil millones de dólares por año. Hoy representa el riesgo global más costoso. Durante el mismo período, los huracanes tuvieron un promedio de pérdidas de 36 mil millones de dólares (23 %) y los terremotos, de 34.000 millones de dólares (22 %).

Asimismo, el representante de LARS afirma que: “es importante tener en cuenta que el manejo de los riesgos de inundaciones varía según cada país. Muchos aún no implementaron completamente un seguro por inundaciones. En nuestros países, donde aún no se reguló la cobertura sobre este tipo de riesgo, yace aquí una enorme oportunidad para acrecentar el mercado asegurador al cubrir una necesidad genuina de los clientes y al masificar la venta de los seguros de hogar; todo ello a un costo sustancialmente inferior al de una “emergencia económica”.”

El rol de los seguros y los brókers en la “nueva” sociedad del bienestar

Las compañías aseguradoras líderes están descubriendo maneras de canalizar el cambio, situando a sus clientes en primera línea y en el centro de su negocio. La digitalización y entender al nuevo cliente están transformando la industria de los seguros, creando nuevas oportunidades para el negocio y mejorando la eficiencia operativa y logrando una diferenciación que antes no era posible.

En un mundo cada día más competitivo, son las ideas las que marcarán la diferencia. Todo proceso que involucre a las empresas a adaptarse a los cada vez más exigentes clientes, requiere de una constante búsqueda de estrategias que permita identificarlos, atraerlos y retenerlos. La relación con el cliente ha venido revolucionando y gracias a los avances de las tecnologías de Información estas estrategias pueden ser aplicadas en la organización”, comenta Rodríguez.

Fuente: 100%Seguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *