PETYA: Qué medidas de precaución tomar para evitar ser víctima del nuevo ciberataque

El ransomware, que afecta a grandes corporaciones en todo el mundo, secuestra archivos e impide que el usuario tenga acceso a ellos. Cómo ingresa al sistema y qué estrategias implementar para protegerse de este virus

Petya, el nuevo ransomware que afecta a numerosas multinacionales en todo el mundo, se está diseminando con gran rapidez y ya se considera uno de los mayores ciberataques del año.

Se trata de una nueva versión de WannaCry y al igual que ese virus, que se propagó masivamente hace poco más de un mes, exige el pago de rescate para liberar la información secuestrada.

De acuerdo con el último Panorama Global de Amenazas de Fortinet, el ransomware es una de las principales amenazas a las que se enfrentan las compañías.

Casi el 10% de las empresas detectaron actividad asociada con ransomware. En un día cualquiera, un promedio de 1,2% de las organizaciones encuentran botnets de ransomware circulando dentro de sus ambientes. Los días pico de actividad fueron durante el fin de semana”, señaló Fortinet en un comunicado.

El mensaje que aparece en las computadoras de las víctimas del ransonware
La puerta de entrada de estos virus suelen ser las computadoras de grandes organizaciones porque de ese modo se pueden diseminar con mayor celeridad.

Es que las multinacionales, con sedes en diferentes partes del mundo, trabajan en equipos conectados en red, de modo tal que la propagación se produce casi al instante, tal como está ocurriendo ahora con Petya.

“Conforme las redes y los usuarios continúen compartiendo información y recursos, los ataques se seguirán propagando rápidamente a través de áreas geográficas distribuidas y dentro de un amplio rango de industrias”, se remarca en el informe.

A su vez, al perjudicar a entidades tan grandes con información confidencial valiosa, los hackers se aseguran de que su pedido de rescate tenga más chances de ser abonado.

De todos modos, cabe recordar que habitualmente, aun cuando se pague el dinero exigido, los ciberdelincuentes no restituyen el contenido secuestrado.

Desde VU Security recomiendan que el sistema operativo instalado esté actualizado y con los últimos parches de seguridad.

Esto es particularmente necesario para los equipos que funcionen con Windows, que es por donde estaría atacando, principalmente, el virus.

También se sugiere realizar copias de seguridad periódicas de la información en discos externos y en la nube como en Dropbox o OneDrive, entre otros.

Como medida de precaución general siempre es bueno utilizar contraseñas robustas, es decir, que incluyan una combinación de letras, números y símbolos. También es fundamental modificar los passwords varias veces al año.

Es ideal que, tanto en los correos como en las redes sociales, se utilice un doble sistema de autenticación. Es decir que para acceder se tenga que ingresar no sólo la contraseña, sino también un código que se recibe en el teléfono por mensaje de texto o que se genera por medio de aplicaciones como Authenticator.

A su vez, Carlos Aramburu, gerente de Consumer Intel Security, compartió con Infobae algunas recomendaciones generales de seguridad, entre las que se destacan evitar abrir adjuntos o hacer click en links desconocidos; no pagar el rescate solicitado y mantenerse informado sobre las últimas actualizaciones sobre este ciberataque para saber qué medidas tomar en caso de ser víctima.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *