Panamá pierde US$ 3 millones por el fraude electrónico

Las pérdidas originadas por el fraude electrónico en Panamá como resultado de la clonación de tarjetas de crédito y débito, entre otros delitos, ya han alcanzado aproximadamente US$ 3 millones.

De acuerdo con la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), el monto totalizó US$ 7,7 millones el año pasado, una cifra mayor a la registrada en 2015, cuando las pérdidas fueron de aproximadamente US$ 4.8 millones.

Las especialistas en bancos señalaron que las transacciones en línea crecieron exponencialmente en el último año, con más de US$ 18 millones en los primeros cinco meses de 2017, lo que superó los US$ 15 millones de 2016.

El fraude cibernético es un fenómeno que creció internacionalmente el año pasado, una tendencia que no es ajena a Panamá, a medida que gana más terreno en comparación con los fraudes tradicionales que involucran a los cajeros automáticos.

Según los expertos, a pesar de que los grupos delictivos estaban liderados por extranjeros, actualmente la participación de panameños en esta actividad es cada vez más evidente.

El presidente del comité contra el fraude con tarjetas de crédito de la ABP, Milton Scarfullery, indicó que el fraude electrónico para el robo de datos o información de clientes es el más común en Panamá y consiste en hacer circular correos electrónicos ficticios que estas personas utilizan para el robo de datos o de tarjetas de crédito de clientes.

Fuente: Business Insurance
Photo By CafeCredit.com via StockPholio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *