Insurtech – La revolución tecnológica del seguro

¿Cómo será la industria de seguros en el nuevo ecosistema tecnológico? Los analistas predicen tres grandes modelos posibles 1) las aseguradoras se asocian o adquieren compañías; 2) las Insurtech entran al negocio y compiten con las aseguradoras; 3) las tecnológicas ingresan al negocio por medio de la venta y distribución.

Poco antes de la pasada Navidad, un hombre denunció el robo de su abrigo a su compañía de seguros. Lo hizo a través de su smartphone y recibió el pago tres segundos después de haber realizado el reclamo. Se estarán preguntando qué compañía hizo tal cosa. Se trata de Lemonade Insurance Company, una aseguradora neoyorkina que, en 2016 y tras recaudar U$D 13 millones, se puso en marcha con un novedoso modelo de negocio: el aseguramiento Peer2Peer (P2P) -del inglés “entre iguales”, que implica la formación de grupos online de personas con el mismo tipo de seguro que comparten la prima y se apoyan económicamente en caso de siniestro-. En el caso de Lemonade, el beneficio anual tras el pago de siniestros se destina al proyecto solidario que el cliente elija. El futuro ya está aquí: en lugar de evaluadores de riesgo, Lemonade usa algoritmos y en lugar de productores tiene chatbots (chats basados en Inteligencia Artificial). Tres segundos… en ese tiempo, el chatbot de la compañía revisó el reclamo, lo verificó, corrió 18 algoritmos antifraude, la aprobó y envió instrucciones de pago al banco.

Es imposible no preguntarse cómo será nuestro negocio en este nuevo ecosistema tecnológico. Según dice a Estrategas el secretario general de FIDES, la Federación Interamericana de Empresas de Seguros, Francisco Astelarra, “la tecnología es la variable estratégica que va a determinar la evolución del negocio asegurador”.

Todo cambia: necesidades, hábitos, la forma de entender el mundo e interactuar con él, y todo ello acelerado por las (ya no tan nuevas) tecnologías, que llegaron para conquistar todos los mercados, entre ellos el asegurador. Los economistas ya se refieren a este fenómeno como la Cuarta Revolución Industrial. Tras arrasar en el mundo de las finanzas bajo el título de Fintech, las tecnologías irrumpen en el seguro con el rótulo de Insurtech -una mezcla de las palabras inglesas “insurance” (seguro) y “technology” (tecnología)- y amenazan con darle la vuelta.

Porque de eso hablamos cuando hablamos de Insurtech. De esas startups de base tecnológica que tienen por objetivo aplicar al seguro las más diversas herramientas tecnológicas, ampliando así su cobertura y generando valor añadido, pero también obligándolas a pensar nuevos productos y servicios que se adapten a las necesidades de la sociedad digital. Blockchain, Big Data, Internet de las cosas (IoT), P2P e Inteligencia Artificial (I.A), entre otros, son conceptos que no nos deberían ser ajenos ya que se presentan como fundamentales en el negocio de un futuro que ya casi es presente. El cambio viene pisando fuerte: según datos de Telecom a diciembre de 2017, las aseguradoras a nivel global invirtieron en los últimos 5 años más de US$ 160 mil millones en Insurtech y, sólo en los últimos dos años, ya van más US$ 1.000 millones.

En una industria tan tradicional como la del seguro el cambio no es un tema menor, y aunque las estadísticas indican que, a nivel general, sólo el 17% de las empresas locales alcanza los estándares 4.0 (de Industria digital), los expertos consultados por Estrategas aseguran que los principales actores del rubro saben que no pueden escapar al cambio y que, aunque son muchos los riesgos, también son muchas las oportunidades. Y lo más importante: saben que a la tecnología no hay quien la pare. En opinión de Eduardo Iglesias, CEO de Colón Seguros y Fundador de eColón -la primera aseguradora completamente digital de la Argentina- “la tecnología no es un riesgo para el mercado asegurador, son herramientas que nos hacen ser más eficientes, bajar nuestros costos y llegar a más asegurados”.

Fuente: Revista Estragetas
Photo by rawpixel.com on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *