Las multas por infringir las normas de protección de datos y antispam aumentan 58%

La Oficina del Comisionado de Información (ICO, por sus siglas en inglés) ha impuesto más multas y mayores sanciones como nunca antes.
Desde agosto de 2015, la ICO ha impuesto multas por más de £ 8,7 millones. En 2017, las multas aumentaron 58%, es decir, de £ 2,9 millones a £ 4,9 millones. Un total de 104 organizaciones fueron sancionadas por infracciones de las normas de protección de datos o antispam.

Parte del motivo del aumento de las multas es el proceso mejorado de presentación de quejas en el sitio web de la ICO. Ahora los consumidores pueden presentar sus quejas o inquietudes de forma muy simple y directa. Tenemos cada vez menos tolerancia con las empresas que invaden nuestras bandejas de entrada y ahora es menos probable que ignoremos el spam no deseado.

Los servicios financieros son los más multados

El sector de servicios financieros fue el que recibió más multas de la ICO. El sector recibió 24 sanciones por separado desde agosto de 2015, lo que representa el 23% de todas las multas impuestas.

Sorpresivamente, el sector de la caridad quedó segundo en el salón de la vergüenza por las multas de la ICO. Se impusieron 11 sanciones monetarias, el 10,5% de todas las multas aplicadas.

Los castigos a las instituciones de beneficencia fueron principalmente debido a violaciones de datos, donde los consumidores no habían sido informados adecuadamente sobre qué pasaría con sus datos personales.

Se demostró que la práctica del “enriquecimiento de datos”, mediante la cual las instituciones de beneficencia comparten datos para mejorar su elaboración de perfiles, era ilegal a menos que el consumidor entendiera y aceptara el proceso.

Las multas promedio por SMS no deseado superan los £ 100.000

La multa promedio por el envío de SMS no deseados fue de £108.000. En cambio, la tasa promedio de correo electrónico no deseado era menos de la mitad de esa cifra, apenas £ 40.000.

La diferencia podría explicarse por el nivel de intrusión que un SMS crea en comparación con el correo electrónico. El SMS no deseado es más intrusivo que el correo electrónico no deseado y, por lo tanto, es mucho más probable que genere quejas.

Gracias en gran medida a los esfuerzos de la ICO, el SMS no deseado ha disminuido masivamente en los últimos años. No fue hace mucho tiempo que nos hostigaban los mensajes de texto relacionados con préstamos de día de pago, PPI y reclamos por accidentes.

FUENTE: BUSINESS MATTERS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *