España aprueba el nuevo plan de seguros agrarios

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el cuadragésimo plan de seguros agrarios combinados, que recoge las líneas de seguros cuyo periodo de suscripción se inicia en 2019 y al que el Gobierno aporta 211,27 millones de euros para subvencionar el coste de las pólizas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha puesto el acento en los 40 años que cumplen estos programas, cuya aprobación fue una “de las primeras decisiones” adoptadas cuando se instauró la democracia española.

Calvo ha incidido en la importancia que tienen para la agricultura española, un sector “fundamental para entender” la estructura económica del país.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha detallado que, tras esos 40 años, la “práctica totalidad” de las producciones están garantizadas frente a los principales riesgos no controlables por los productores.

Por ello, el plan recoge actuaciones dirigidas a la revisión y perfeccionamiento de las líneas de seguros ya existentes.

Con relación a los seguros ganaderos, se establece la revisión, entre otras, de las coberturas para ganado ovino y caprino, así como la de accidentes en ganado vacuno de aptitud láctea.

El nuevo Plan establece la relación de trabajos durante 2019 con vistas a la incorporación de nuevas coberturas en futuros planes de seguros.

Entre ellos, destacan la posibilidad de incluir nuevas especies en las líneas de seguros de acuicultura marina y continental, el estudio de la cobertura de daños por sequía en el cultivo de la alfalfa y la viabilidad de un seguro de rendimientos para los cultivos del lúpulo y de avellano.

El año 2018 está siendo un año caracterizado por una elevada siniestralidad, con más de 670 millones de euros en concepto de indemnizaciones a 22 de noviembre, por lo que se prevé que asciendan en torno a los 700 millones de euros a final de año, según los datos del MAPA.

Las indemnizaciones en 2017 también superaron los 700 millones de euros.

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *