La segunda ola de infecciones de Covid-19 probablemente continuará en toda Europa Occidental

En julio y agosto de 2020, la eliminación de las restricciones de confinamiento en toda Europa Occidental ha dado lugar a una segunda oleada de infecciones, como lo demuestra el volumen de nuevos casos diarios de Covid-19. Debido a que los gobiernos siguen indecisos a la hora de reforzar las limitaciones generalizadas a la circulación y la actividad económica, esperamos que esta tendencia continúe a lo largo del otoño e invierno. Esto volverá a representar una grave amenaza en términos de presión sobre los sistemas de salud, aunque observamos que esta vez los sistemas estarán mejor preparados. Esta perspectiva también refleja nuestra opinión sobre el aumento de los gastos sanitarios en toda Europa Occidental en 2020.

Los números de casos diarios se acercan a los máximos de abril.  Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido registraron alrededor de 5.000 nuevos casos diarios en el punto más alto de la primera oleada, y España y Francia superan de nuevo este punto de referencia. Mientras que Italia, Alemania y el Reino Unido también han registrado un aumento en el número de casos, los nuevos casos diarios en estos países se sitúan actualmente alrededor de los 1.000. Observamos que a medida que nos adentramos en las estaciones más frías, que también se alinean con la temporada de gripe, las infecciones podrían seguir aumentando.

Notamos que las tasas de mortalidad no han evidenciado el mismo aumento todavía. Esto se debe a tres razones; una, el patrón observado durante la primera ola fue que al pico de casos le siguió un pico de muertes por Covid-19. En segundo lugar, las pruebas están significativamente más extendidas que durante el pico de la primera ola, lo que significa que la salud media de un caso confirmado es mejor que antes. Por último, los profesionales de la salud están ahora un poco mejor capacitados para tratar a los pacientes con Covid-19, gracias a la mayor disponibilidad de recursos como respiradores, tratamientos como la dexametasona y a una mejor comprensión de la enfermedad.

Los sistemas sanitarios necesitarán mantener los recursos para el Covid-19. En respuesta a los brotes nacionales, los gobiernos y las autoridades sanitarias adoptaron medidas extraordinarias para limitar la propagación del virus y ayudar a los trabajadores de la salud a mitigar la presión sobre los servicios. Estas medidas consistieron en aumentos de la financiación, cambios en la organización de la red de atención sanitaria y medidas para reforzar el personal. Esperamos que estas medidas se mantengan durante el resto del año 2020 y hasta bien entrado el año 2021, por ejemplo, el Reino Unido ha prorrogado su acuerdo para hacer uso de los recursos sanitarios privados hasta marzo de 2021. Estas medidas continuarán incrementando el gasto sanitario, lo que ya se refleja en nuestras previsiones de aumento del gasto en la región.

FUENTE: FITCH SOLUTIONS