Todo lo que debes saber sobre la nueva era del reaseguro

El mundo es cada vez más riesgoso y la dupla que conforma la mexicana STAR Re y la británica Cogent cuenta con la solidez y la experiencia para ofrecer protección a fin de enfrentar los efectos de siniestros mayores mediante el reaseguro.

Se trata de una cadena de pagos por apoyo: las personas compramos seguros; los aseguradores también adquieren sus protecciones, llamadas reaseguros; y los reaseguradores, a su vez, contratan sus respaldos, lo que se conoce como retrocesión. Y ésta es, hoy, la forma más eficiente de repartir el riesgo y compartir el costo que implica un posible siniestro, ya sea una leve colisión con un auto o una desgracia material de amplias dimensiones que abarque inmuebles e infraestructura de territorios debido, principalmente, a un desastre natural, como el reciente huracán Ian, que habría causado hasta 47,000 millones de dólares (mdd) en pérdidas aseguradas tan sólo en el estado de Florida, o bien los ataques terroristas a las Torres Gemelas en 2001, en la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, las presiones inflacionarias que actualmente enfrenta el mundo entero provocarán que, en lo que resta de 2022 y en 2023, aumente el costo de las protecciones que deben pagar las aseguradoras a los reaseguradores por la protección que habitualmente contratan para poder cumplir con sus más grandes compromisos en caso de un siniestro.

“En términos generales, se habla de que el reaseguro tendrá incrementos de entre 5% y 10%, más el efecto inflacionario”, dijo Mark Bishop, ceo de Cogent, el principal corredor independiente de seguros en el mundo que, además de su solidez y trayectoria, cuenta con el equipo de siniestros de la más alta experiencia y que es ampliamente reconocido en el mercado, lo que constituye uno de sus activos más importantes.

El CEO explicó que la estimación del incremento no es propia o aleatoria, sino que, más bien, proviene del consenso que se alcanzó en Rendez-Vous, la reunión más grande e influyente del mercado internacional de seguros que, desde 1957, reúne a los principales actores de seguros y de reaseguro a nivel global, quienes mantienen diversas reuniones bilaterales antes de las renovaciones.

En 2022, el encuentro se realizó en septiembre, en Montecarlo, Mónaco, y uno de los puntos más relevantes que se tocaron fue el del próximo aumento de los precios para las protecciones catastróficas, principalmente por los niveles de inflación alta que prevalecen en el mundo.

Bishop explicó, no obstante, que hay otras razones por las que la protección ante los posibles siniestros al final tendrá un costo mayor. “Se han registrado eventos de inestabilidad global, como la guerra de Ucrania, que fue un hecho inesperado, y algunos otros riesgos sociales”, abundó.

Alberto Ávila García, presidente corporativo del intermediario mexicano de reaseguro STAR Re, coincidió con Bishop en que cada vez son más las complejidades político-sociales y los riesgos visibles que empujan al alza los precios del reaseguro en todo el mundo. “En los mercados internacionales, hoy en día existe una preocupación sobre los temas de seguridad que aquejan a nuestro país”, explicó Ávila García, quien puntualizó que es un tema que, sin duda, inquieta a las reaseguradoras.

Agregó que, además, existe una gran preocupación por los ahorros en programas de mantenimiento que elevan la percepción del riesgo y que se traducen en un incremento de costos, así como restricciones en las condiciones de aseguramiento, tanto en la iniciativa privada como en la infraestructura pública.

“Venimos de unos años de un endurecimiento en los costos y condiciones del reaseguro. Lamentablemente, no se ve que, en un futuro inmediato, esto pudiera cambiar y que las condiciones económicas mundiales pudieran generar una mayor oferta en el mercado y, por lo mismo, esto se vea reflejado en el costo del reaseguro”, abundó Ávila al referirse también a los fenómenos naturales, como huracanes y terremotos.

“Hoy, existe una fuerte preocupación por las grandes catástrofes que se están presentando en todo el mundo; algunas, consecuencia del calentamiento global. Y que México sea un país altamente expuesto a fenómenos naturales lo hace todavía más sensible a esta situación. Lo que ocurrió el 19 de septiembre de 2022 es sólo un recordatorio de que eventos como un temblor son impredecibles, por lo que siempre debemos estar preparados”.

En la entrevista que ofrecieron de forma conjunta, los expertos coincidieron en que, adicionalmente, surgirán nuevos riesgos por asegurar, como los que ocasionó la propagación del inesperado Covid-19, que, entre otros impactos, causó la suspensión y, en algunos casos, el cierre de operaciones de diversas compañías. También la seguridad cibernética, que ya ha tenido impacto en varias empresas e, incluso, en dependencias gubernamentales.

Al ser cuestionados sobre si el mayor costo de las protecciones para las compañías aseguradoras implicará que los seguros para las personas sean más caros, porque los incrementos serán transferidos de las compañías de seguros a sus clientes, tanto Bishop como Ávila admitieron que, sin duda ocurrirá dicho traslado. “Las pólizas de nuestros autos o de gastos médicos mayores han incrementado [su costo] en los últimos meses… y falta agregar el efecto inflacionario”, dijo Ávila, que estimó que la expectativa de aumento está aproximadamente en un rango del 10 al 15% en los siguientes meses.

Así, habrá que tomar en cuenta que, en el aumento en los costos de los productos que las aseguradoras ofrecerán a los consumidores, se registrará, adicionalmente, un impacto de todas las variables mencionadas por los expertos. “Tiene que ver la experiencia de la compañía y del mercado y, luego, lo que está pasando en el mundo, porque no somos ajenos a ello”, expresó el líder de STAR Re.

FUENTE: www.forbes.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *