COBERTURA #79Destacados

Panorama internacional del seguro

Global

Se espera que las pérdidas mundiales aseguradas por catástrofes naturales en 2023 superen los 100.000 millones de dólares por sexta vez desde 2017. Los graves siniestros relacionados con las tormentas y los efectos del cambio climático son los principales factores que explican las altas pérdidas registradas al momento, con un costo anual de, al menos, 100.000 millones de dólares al año, lo que se está convirtiendo en una «nueva normalidad» para las compañías de seguros. El total de las pérdidas económicas, desde enero hasta septiembre, se estiman en US$290.000 millones. “Las tormentas convectivas graves” han representado dos tercios de las pérdidas globales aseguradas. Esta categoría incluye tormentas eléctricas y sus riesgos relacionados como el granizo, los fuertes vientos directos y los tornados.  Las pérdidas aseguradas superaron los 50.000 millones de dólares en los Estados Unidos por primera vez en un año. El cambio climático, el aumento de la exposición a las catástrofes naturales y la inflación, que incrementa los costos de recuperación, se citan entre las causas de estas grandes pérdidas. Con el año llegando al mayor registro de altas temperaturas de la historia, la influencia del cambio climático en las catástrofes naturales, como olas de calor cada vez más fuertes, las sequias, los incendios forestales y las inundaciones, han disparado los costos de las pérdidas por catástrofes naturales.

Durante 2022, Estados Unidos ha observado un gran incremento de las primas de seguros en aquellos estados más vulnerables a los riesgos climáticos y a las pérdidas por siniestros naturales. Algunas aseguradoras han dejado de operar en los estados de Florida, Luisiana y California. Asimismo, muchos asegurados enfrentan un shock de precios en lugares donde no ha habido huracanes y/o incendios forestales, pero sí tormentas severas repetidas y costosas.

FUENTE: www.lawriegroup.com