97% de los venezolanos no cuenta con una póliza de seguro para afrontar la covid-19

La pandemia agarró al país en un momento en el que la mayoría de los venezolanos no puede cubrir los costos de la medicina privada y depende del destartalado sistema de salud público. De acuerdo con estimaciones de la Cámara de Aseguradores de Venezuela, apenas un 3% de la población está asegurada en empresas debidamente autorizadas para operar en la nación

Violeta García, una ingeniera venezolana de 57 años de edad, y su esposo, de 62 años, a quienes les dio covid-19, decidieron hospitalizarse en una clínica luego de que se hicieran una tomografía que evidenciaba daño pulmonar de consideración, los exámenes de sangre revelaran alternaciones y registraran una saturación de oxígeno inferior a 91.

«Dijimos: ‘Esto seguirá bajando’. Así que preferimos hospitalizarnos porque creímos que nos podríamos complicar si no atacábamos la enfermedad de manera inmediata. No teníamos necesidad de quedarnos hospitalizados en casa y pasar trabajo, pendientes de quién hace la comida, si teníamos un seguro que nos permitía ir a una clínica donde nos monitorearían todo el tiempo, te hacen exámenes de sangre cada 48 horas y si necesitan hacerte una tomografía simplemente bajas y te la hacen de inmediato», contó García a TalCual con frecuentes interrupciones en las que tosía.

En el Hospital de Clínicas Caracas estuvieron internados durante siete días, hasta el viernes 2 de abril. La compañía de seguro cubrió todos los gastos médicos, que fueron 22.000 dólares en total por ambos pacientes. García pagó 1.000 dólares aparte por el deducible.

«Nosotros entramos primero en cuidados intermedios y para pasar a una habitación había que aprobar el 100% del costo de la hospitalización. Luego nos aceptaron y pasamos a una habitación»

Pero para ahorrarse 22.000 dólares la familia García tiene que pagar anualmente 7.000 dólares, 583 dólares mensuales que no los tiene la mayoría de los venezolanos, quienes desde noviembre de 2017 sufren una severa crisis hiperinflacionaria que ha destruido su poder adquisitivo. Según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), 79,3% de los venezolanos no tienen ingresos suficientes ni siquiera para comer.

García forma parte del reducido grupo de venezolanos que cuenta con una póliza de seguro para afrontar la covid-19, en un momento en el que la mayoría no puede cubrir los costos de la medicina privada y depende del destartalado sistema de salud público. Antes de que llegara el coronavirus al país, buena parte de la población ya no podía costearse una operación, una consulta médica, un tratamiento o un simple examen de laboratorio.

El rubro salud, que incluye consultas, exámenes, medicamentos, radiografías, y tomografías, registró una inflación de 3.402,14% durante el primer año en pandemia en Venezuela (marzo 2020-marzo 2021), de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

La crisis hiperinflacionaria también pulverizó las coberturas de los seguros HCM (hospitalización, cirugía y maternidad) y prácticamente dejó como opción las pólizas en dólares, a las que solo una pequeña parte de los venezolanos tiene acceso.

De acuerdo con estimaciones de la Cámara de Aseguradores de Venezuela, apenas un 3% de la población venezolana está asegurada en empresas debidamente autorizadas para operar en la nación.

Fuente: Latinoinsurance

Photo by Jorge Salvador on Unsplash