Simuladores de riesgo: Seguimiento de la intensidad creciente del huracán Ian

La temporada de huracanes en el Atlántico Norte cobró vida el miércoles 28 de septiembre cuando el huracán Ian tocó tierra en el suroeste de Florida como un fenómeno meteorológico de categoría 4. Se trata de la novena tormenta tropical en la actual temporada y el cuarto huracán. A primera hora del día, 18 condados de Florida habían emitido órdenes de evacuación obligatorias o voluntarias. Las previsiones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicaban que el ojo del huracán Ian se movía sobre el centro-sur de Florida a medida que se dirigía al norte hacia las Carolinas.

Las imágenes de la tormenta incluyeron el vaciado de la bahía de Tampa a medida que la tormenta succionaba agua hacia el océano, y luego lo contrario ocurría en Fort Meyers, cuando la marea de tormenta bañaba la ciudad.

Comparando esta temporada con la de 2021, la novena y más destructiva tormenta, fue el huracán Ida a finales de agosto.

Ian mostró su fuerza por primera vez el martes (27 de septiembre de 2022) cuando tocó tierra cerca de La Coloma en la costa suroeste de Cuba como un huracán mayor de categoría 3. En ese momento, Ian tenía vientos máximos sostenidos de 125 millas por hora (205 km/h). Actualmente se están evaluando los daños, pero el impacto inmediato  fue reportado por la compañía eléctrica estatal cubana, Unión Eléctrica de Cuba, declarando un apagón total para 11 millones de ciudadanos.

Desde su paso por Cuba, Ian ha desafiado las primeras previsiones y ha seguido intensificándose sobre las cálidas aguas del Golfo de México hasta convertirse en un huracán de categoría 4, con vientos máximos sostenidos de 250 km/h, a sólo dos millas por hora de la categoría 5.

Es posible que se produzcan algunas fluctuaciones en la intensidad a medida que Ian se desplaza hacia el norte y luego hacia el centro de Florida, antes de emerger sobre el Atlántico occidental a

Es probable que se produzcan daños catastróficos por el viento, donde el núcleo de Ian se desplace hacia la costa y se debilite después de tocar tierra. Se esperan vientos huracanados durante toda la tormenta.

La combinación de la marea de tormenta y la marea provocó la inundación de zonas normalmente secas cerca de la costa por la subida de las aguas que se desplazan hacia el interior de la costa. Las aguas más profundas se producirán a lo largo de la costa inmediata, cerca y a la derecha del centro de la tormenta, donde la marejada irá acompañada de grandes olas. Se cree que el nivel del agua alcanzará de 2,4 a 3,6 metros en la región entre Longboat Key y Bonita Beach, incluyendo Charlotte Harbor.

Las fuertes lluvias se extenderán por Florida hasta el 29 de septiembre. Es posible que se produzcan inundaciones catastróficas generalizadas que pongan en peligro la vida de las personas en algunas partes del centro de Florida y que se produzcan inundaciones considerables en el sur y el norte de Florida.

Los gestores de riesgos y el personal de respuesta, como los de RMS, deben mantener a sus clientes bien informados sobre la evolución del huracán Ian y sus posibles implicaciones en términos de pérdidas.

FUENTE: www.propertycasualty360.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *