Swiss Re comprueba la existencia del déficit de protección contra inundaciones

En 2020, la brecha de protección mundial se tradujo en 117.000 millones de dólares de pérdidas. Durante 2021, esa brecha alcanzó los 161.000 millones de dólares.

  • La media de 10 años es de 121.000 millones de dólares.
  • Las pérdidas económicas de 2021 ascendieron a 280.000 millones de dólares
  • Del total, 270.000 millones se atribuyeron a catástrofes naturales y el resto a desastres provocados por el hombre.
  • Las pérdidas aseguradas ascendieron a 119.000 millones de dólares el año pasado
  • Las catástrofes naturales representaron 111.000 millones de dólares de esas pérdidas. Las catástrofes de origen humano supusieron 8.000 millones.
  • De los siniestros asegurados en 2021 relacionados con catástrofes naturales, los riesgos secundarios representaron 81.000 millones de dólares.

Swiss Re define los riesgos secundarios como eventos que ocurren con mayor regularidad y que suelen provocar pérdidas de tamaño bajo o medio.

  • En 2021, los riesgos primarios representaron el 27% de las pérdidas aseguradas por catástrofes naturales, siendo el total de 30.000 millones de dólares.
  • En 2021, el número de víctimas alcanzó 11.881 y se registraron 306 eventos.
  • Las grandes inundaciones se cobraron más de 2.300 víctimas en 2021, convirtiéndose en el segundo riesgo mortal luego de los terremotos. En el año se produjeron más de 50 inundaciones graves.

Según Swiss Re, las inundaciones afectaron a más personas en todo el mundo que cualquier otro riesgo y provocaron pérdidas económicas combinadas de más de 80.000 millones de dólares en 2021. De esas pérdidas, alrededor de 20.000 millones de dólares se encontraban aseguradas, lo que indica una gran brecha de protección global.

«Las inundaciones fueron vistas alguna vez como un riesgo ‘no asegurable’ por el mercado de seguros privados, pero las mejoras en la tecnología han cambiado todo eso», dijo Matt Junge, jefe de suscripción de propiedades de la región de Estados Unidos de Swiss Re. «En los últimos años, más de un millón de hogares han podido adquirir cobertura contra inundaciones en el mercado privado de seguros y el sector está dispuesto a seguir reduciendo la brecha de protección».

Las elevadas pérdidas recurrentes por inundaciones y otros peligros secundarios, como los incendios forestales y las fuertes tormentas convectivas, han elevado las pérdidas aseguradas durante los últimos cinco años. Swiss Re define los riesgos secundarios como eventos que ocurren con relativa frecuencia y que suelen generar pérdidas pequeña o mediana envergadura.

La reaseguradora informó que no espera que las tasas de crecimiento de pérdidas más altas se conviertan en una nueva normalidad, la «ocurrencia regular de resultados de pérdidas aseguradas multimillonarias por eventos de riesgos secundarios es nueva». En 2021, la tormenta invernal Uri y las inundaciones europeas causaron cada una más de 10.000 millones de dólares en pérdidas.

En general, los riesgos secundarios representaron el 73% de todas las pérdidas aseguradas relacionadas con catástrofes naturales durante 2021, según Swiss Re.

FUENTE: www.propertycasualty360.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *