COBERTURA #82Destacados

Riesgos climáticos y tecnológicos

La colaboración y la ingeniería de riesgos son cada vez más importantes, en la medida en que la descarbonización y en que la tecnología modifican los perfiles de riesgo de las empresas, según la responsable de prácticas sectoriales de Chubb.

Cada vez son más las empresas que ven modificados sus perfiles de riesgo mediante la adopción de nuevas tecnologías y la transición  hacia un futuro más sostenible y con bajas emisiones de carbono. La unidad se encuentra centrada en sectores especializados como el de la tecnología, el inmobiliario, el de las ciencias de la vida, el de los medios de comunicación y el de la tecnología climática.

Chubb trabaja cada vez con mayor frecuencia con clientes de estos sectores que introducen las nuevas tecnologías o que cambia sus prácticas empresariales en su tránsito hacia la descarbonización. Como resultado, los riesgos se han complejizado y se han tornado desafiantes, lo que requiere de una mayor colaboración con corredores y con clientes, así como de conocimientos especializados más amplios  y de experiencia en suscripción..

Los suscriptores deben comprender la forma en que son utilizadas las nuevas tecnologías y la manera en que modifican el  panorama del riesgo para los clientes.

Aquellas cosas antiguamente consideradas como futuristas están ocurriendo actualmente. 

Asimismo, los clientes de Chubb también observan la forma en que se modifica su  perfil de riesgo con el cambio climático y con la transición ecológica. La transición ocupa un lugar destacado en los registros de riesgo. Muchas empresas comparten sus planes y la forma en que afectarán su perfil de riesgo con las aseguradoras y con los corredores.

Cada vez son más las empresas de nueva creación abocadas al desarrollo de productos y de servicios innovadores sostenibles, como la agricultura vertical, los productos cárnicos alternativos y la recolección de agua de lluvia. Incluso, tecnologías ecológicas consolidadas, como la solar y la eólica, continúan en pleno desarrollo, así como también lo hacen los vehículos eléctricos, continúan avanzando. 

Asimismo, han surgido riesgos con la transformación hacia la sostenibilidad de los negocios de las empresas. 

Es importante que las aseguradoras no repriman estas innovaciones, sino que apoyen a sus clientes mediante una suscripción y una ingeniería de riesgos específicas. Chubb, por ejemplo, cuenta con una división climática en todo el grupo para brindar asistencia  a los clientes en su transición.

Los riesgos más especializados requieren de una mayor y de una mejor comunicación y colaboración, así como de mejore  inversión en recursos y en capital intelectual para la comprensión del panorama del riesgo.

La especialización permite poner el foco  en el objetivo, contando con expertos en el sector con una plena comprensión de los clientes y de sus planes de futuro,para la revisión constante de los productos de seguros. Los riesgos no son estáticos y los clientes deben contar con el apoyo requerido en ingeniería de riesgos, adoptando un enfoque de colaboración con los corredores y con los clientes.

FUENTE: www.commercialriskonline.com